Consejos para evitar las picaduras de garrapata

  • Categoría de la entrada:HVSM

Estamos en plena época de garrapatas, en primavera y verano es cuando estos pequeños parásitos aparecen en zonas boscosas, campos, parques y jardines.

Se alimentan de la sangre de numerosos animales, también de nuestras mascotas y de los humanos. Se fijan firmemente a la piel mediante sus poderosos dientes, con los que chupan la sangre y también a través de su boca transmiten enfermedades al animal que parasitan.

Cuanto más tiempo permanezca la garrapata fijada a la piel del animal o a la nuestra, más probabilidades hay de que transmitan las bacterias que portan en su aparato bucal, por eso es muy importante evitar que lleguen a hacerlo.

No saltan ni vuelan, están entre la hierba o las hojas caídas en el suelo a la espera de un animal que puedan parasitar, al que detectan por el movimiento y por el olor. Una vez que lo han identificado, se enganchan a su pelo y hacen un rastreo para ver donde anclarse. Las zonas donde se adhieren principalmente son donde la piel es más fina, como axilas, ingles, detrás de las orejas, entre los dedos, en la cabeza, cuello, lomo o patas, sobre todo las larvas.

¿Cómo prevenir las picaduras?

La picadura de la garrapata no duele, no produce molestias, por lo que la única manera de saber si ha picado es la inspección visual.

A la vuelta de nuestros paseos, debemos revisar minuciosamente la piel de nuestro perro para comprobar que no hay ninguna garrapata; hay que tener en cuenta que en su tamaño de larvas pueden ser diminutas, aunque en estado adulto pueden llegar a tener hasta 1 cm.

Es conveniente peinar al perro minuciosamente, porque las garrapatas no siempre muerden de inmediato, y así podremos eliminarlas antes de que piquen.

Para prevenir sus picaduras debemos utilizar productos específicos contra ellas, como pipetas, collares y comprimidos masticables que, o bien repelen a las garrapatas o las matan cuando entran en contacto con la piel.

Nuestros veterinarios te aconsejarán el producto más adecuado para tu perro.

¿Qué hacer si le ha picado?

Si durante la inspección de nuestro perro encontramos una garrapata, bajo ningún concepto debemos intentar arrancarla ya que corremos el riesgo de que la cabeza quede dentro de la piel y siga transmitiendo las bacterias que portan. Lo ideal es acudir al veterinario para que realice una correcta extracción y haga una revisión a nuestro animal.

En caso de no poder hacerlo, tendremos que utilizar unas pinzas específicas de extracción que sujetan bien la cabeza de la garrapata y evitan que quede dentro.

Enfermedades que transmiten

Son varias las enfermedades que pueden transmitir, algunas muy graves si no se tratan a tiempo: babesiosis, la ehrlichiosis o la enfermedad de Lyme y, muy raramente anemia, ya que la cantidad de sangre que chupan no suele ser tan grande como para causarla.

Los síntomas varían y pueden tardar tiempo en aparecer y pueden ir desde cansancio y apatía hasta parálisis facial y de las extremidades.

Ante cualquier duda, ponte en contacto con nosotros y te atenderemos 24 h / 365 días.

Deja una respuesta